Cultura de salud, cuestión de liderazgo

Healthy Way

Si, de nuevo el liderazgo, y es que como en cualquier otra área de la gestión empresarial lo que marca la diferencia entre las empresas que son excelentes en la gestión de la salud y el resto, es el liderazgo.

Los líderes han de entender que los resultados en seguridad y salud dependen de factores técnicos, organizativos y comportamentales y de las interacciones entre ellos, la gestión conjunta de esos factores determina una orientación hacia la excelencia, y esto se consigue definiendo la salud de los trabajadores como una valor de la organización, generando cultura preventiva.

estilos de liderazgo en prevención

La evidencia ha demostrado que los estilos de liderazgo generadores de cultura preventiva son el liderazgo transaccional, aquel que define las expectativas en seguridad y salud de los integrantes de una organización, monitorizando y recompensando su desempeño, este tipo de liderazgo ya es común en mucha organizaciones; pero los equipos de alto rendimiento unen al liderazgo transaccional el liderazgo transformacional: el líder predica con el ejemplo, implicando a los equipos en la definición de objetivos comunes y motivándolos para su consecución, generando confianza y adecuando las exigencias a las capacidades de sus colaboradores.

Hay herramientas para mejorar el liderazgo en seguridad y salud en la cadena de mando: alta dirección, mandos intermedios y supervisores, herramientas orientadas a poner de manifiesto el compromiso de la organización con la seguridad y salud, orientadas a la generación de cultura preventiva, entrenemos a nuestros líderes.

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
This entry was posted in . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *