La vuelta al trabajo: juntos pero no revueltos

La vuelta al trabajo tras el confinamiento no sólo plantea nuevas demandas laborales, sino que incorpora además demandas de origen emocional derivadas de experiencias de incertidumbre y temores.

En el modelo demanda-control de R.Karasek se establecen combinaciones saludables (aprendizaje) o nocivas (estrés) para nuestra salud en función de la forma de organizar el trabajo. A este modelo, Johnson y Hall introdujeron el apoyo social como una tercera dimensión que actúa como factor modulador capaz de minimizar el impacto de los desequilibrios entre demandas y control.

Pero ¿cómo promover este apoyo si en este momento necesitamos mantener la distancia social y la higiene permanente, para evitar contagios y hacer de los entornos laborales espacios seguros?  A priori resulta contradictorio.

Sentirnos parte de un grupo es un efecto positivo, pero ¿Cómo hacemos si ahora no estamos juntos?

Contar con el apoyo de tus superiores y tus compañeros también es positivo, pero ¿cómo pedimos y gestionamos esta ayuda, si no estamos físicamente en el mismo lugar?

Tener información sobre el futuro es necesario para evitar la inseguridad, ¿pero cómo podemos saber qué va a pasar si estamos ante un desafío de salud pública insólito?

Pues es hora de poner a funcionar la máquina del ingenio. Los prevencionistas sabemos de esto. Es nuestro terreno. Es hora de incorporar la gestión del bienestar emocional en la gestión de personas y equipos de trabajo. Es hora de pensar en fórmulas de trabajo colaborativo entre los equipos a distancia o en red. Es hora de afrontar los cambios a través de procesos participativos para encontrar las mejores alternativas, poder tomar las mejores decisiones y hacer que sean aplicables. Es hora de demostrar y generar un compromiso firme con la salud y con el bienestar de los trabajadores como prioridad para las empresas.

Desde el Instituto Andaluz de Prevención de Riesgos laborales y en colaboración con i+3 hemos elaborado una guía en la que aportamos ideas y herramientas, basadas en evidencia científica, que nos ayudan a concretar estas pautas. Esperamos que te sean útiles en estos momentos en los que tenemos que pensar en la vuelta al trabajo, para planificar y realizar un retorno a la “nueva normalidad” que nos permita estar juntos pero no revueltos y sobre todo seguros!

Guía para un retorno saludable al trabajo tras la COVID-19.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Objetivos claros para grandes resultados

Camino al andar

En nuestra mochila hay errores pero no fracasos. Lecciones aprendidas y rutas exploradas. Siempre llevamos ilusión en nuestra cantimplora. Somos un grupo que suma convicciones, saberes y experiencias.

Contacto

Ir arriba

Contacta con nosotros

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Atención al cliente

Déjanos tus datos y un asesor contactará contigo para resolver tu consulta.