Separando el grano de la paja

Prevencionamiento Crítico

El pasado dia 28 realizamos en Madrid una sesión ‘Altanto’ de actualización sobre tendencias de innovación en la gestión de la salud como valor estratégico para las empresas. Siguiendo mi natural tendencia ‘pisuerguista’ quisiera compartir unas reflexiones sobre la mediación crítica de contenidos en nuestro ámbito profesional.

altanto2

Gracias a internet la posibilidad de crear y compartir información ha experimentado un auge exponencial en los últimos años hasta el punto que, según los expertos, en un futuro próximo el contenido de la web se duplicará cada 72 horas. Acertadamente se ha señalado el peligro de ‘infoxicación’ o intoxicación de contenidos en relación con esta proliferación informativa.

También en el ámbito profesional la información disponible es mayor que la que podemos procesar por lo que la gestión del conocimiento para estar al día se convierte en una tarea a veces inabordable. Hace unos años realizamos una encuesta a prevencionistas que ponía en evidencia sus dificultades para dedicar tiempo a la actualización de conocimientos.

Aparece así la necesidad de intermediación entre la generación y la utilización de contenidos y, con ella, la figura del ‘content curator’ -en su terminología inglesa- cuya función implica la localización, cribado, validación y comunicación de la información relevante sobre temas de interés profesional. A diferencia de otras profesiones, su objetivo fundamental es mantener la relevancia de la información que fluye aportando como valor competitivo el de estar ‘a la última’.

Dolors Reig ha propuesto acertadamente la denominación de ‘intermediario crítico del conocimiento’ para referirse a quien ejerce este rol, señalando que se trata de alguien que de forma continuada encuentra, reúne, organiza y comparte el mejor y más relevante conocimiento disponible sobre temas de interés en su ámbito de especialización. Alguien que separa el grano de la paja y cuyo objetivo fundamental no es crear contenidos (investigación) sino generar entornos informativos (transferencia) para promover prácticas innovadoras basadas en la aplicación del conocimiento.

En nuestro ámbito específico de la salud laboral es esencial la conexión entre el conocimiento y la práctica, entre quienes se dedican a la investigación y quienes trabajan en la gestión de la salud a pie de empresa. Esta traslación a los usuarios del conocimiento científico requiere también aquí de una intermediación crítica con funciones de selección, filtrado y distribución de contenidos relevantes para el aprendizaje permanente, la innovación y la buena práctica profesional. Y todo ello, promoviendo una gestión eficiente del conocimiento, optimizando el esfuerzo y ahorrando un tiempo valioso.

Esto es lo que tratamos de hacer con nuestras sesiones ‘Altanto’. Ni más ni menos.

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Etiquetas: , .
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *