Tadeo Jones y la cultura preventiva

Healthy Way

Hace unos días me fui al cine con mis hijos, la película seleccionada por ellos fue Tadeo Jones. La película es de producción española, circunstancia por la cual me alegro mucho más la elección, trata sobre un albañil aficionado a la arqueología que por un golpe de suerte se ve envuelto en una trepidante aventura al más puro estilo “Jones”.

En los primeros minutos de la película, mientras presentan a nuestro personaje, Tadeo, el albañil, aparece ascendiendo de una excavación agarrado al cable de una grúa. Viene de lo más profundo de la excavación de recoger lo que cree que es un resto arqueológico, mientras varias hormigoneras vierten hormigón a la excavación. Os confieso que me disgusté, me removí en el asiento y estuve apunto de taparles los ojos a los niños, me contuve porque el encargado de la obra le quita el sombrero a Tadeo, le pone el casco y lo abronca, no por la negligencia sino por que pierde el tiempo y otras circunstancias anecdóticas, olvide el cabreo y seguí disfrutando con ellos y la película.

 Tadeo Jones colgado de grua, ¿Cultura preventiva?

Horas después reflexioné sobre el impacto que este tipo de imágenes y situaciones pueden tener sobre los niños, sin duda son anecdóticas en el contexto y argumento de la película, duran poco tiempo en pantalla y quizás los niños ni se acuerden de ellas; pero muestran como admisible una situación que sin duda no lo es y puede favorecer la normalización en la mente de los niños de situaciones anómalas. Ponerte en riesgo es divertido, trasgresor y hasta “mola”.

 Son muchas los impactos que reciben los niños de este tipo de situaciones, no solo en películas, sino en anuncios de televisión, dibujos animados, etc. Sin duda, impactos negativos sobre la cultura preventiva, impactos que se quieren mitigar con otros mensajes contrapuestos por parte de padres, familiares, la escuela, etc. Los profesionales de la prevención tenemos que luchar contra una cultura de permisividad al riesgo fraguada desde niños.

Desde diferentes administraciones se han realizado planes específicos para la sensibilización en la prevención de accidentes en las escuelas: Aprender a crecer con seguridad, Escuela de prevención, son algunos ejemplos de actuaciones con el objetivo de fomentar entre los niños comportamientos seguros. Estos programas sin duda luchan contra el poderoso sector del entretenimiento mucho más capilarizado hacia los menores.

Ahora que tanto se habla de cultura preventiva de los trabajadores ¿es el momento para reflexionar sobre esto?

Nota: La película merece la pena, es divertida y los niños se lo pasan muy bien.

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
This entry was posted in . Bookmark the permalink.

1 comentario en “Tadeo Jones y la cultura preventiva

  1. Desde hace años vengo proponiendo la creación de un observatorio de medios desde la perspectiva de la PRL. Quizás las películas sean lo más difícil de “observar”, pero es muy fácil asesorar a los periódicos, revistas, televisiones, anunciantes… sobre cómo mejorar las imágenes y conceptos sobre seguridad y salud en sus publicaciones. Me refiero a no coger la primera imagen de un banco de fotos para ilustrar un artículo sobre construcción en la que aparecen, como algo normal, incumplimientos manifiestos de la normativa preventiva (favorecen, como dice Salvador, su “normalización”). Y esto no solo sucede en periódicos o telediarios, sino también en revistas especializadas y en publicaciones institucionales. En televisión nos encontramos con reportajes completos en los que sus protagonistas se saltan “a piola” todas las obligaciones preventivas y se ve como “natural”.

    Ojo: no me refiero a una censura previa. Sino a, como hacen los anunciantes, un “comité” que analice la información y asesore a sus responsables para que lo tengan en cuenta. En realidad esto ya se ha conseguido en los anuncios de coches y de actividades peligrosas: “rodado en un circuito cerrado por pilotos profesionales” o “rodado por especialistas”, dos frases que nos remiten a que lo que vemos no es “normal” ni admisible para la vida real. Es un anuncio.

    Ojalá llegue el día en que en lugar de pensar que Tadeo Jones puede enviar una idea errónea a nuestro hijos, la podamos ver como una divertida ficción de dibujos animados en la que los niños digan: “Mira papá: vaya burrada. Subido al cable de la grúa y sin casco”. Y nosotros tengamos que contestar: “Hija, es solo una película”.

    Salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *