La Cultura Preventiva llega a TikTok

Hace 5 años, Radonda Vaugh cometió un error médico. Cuando debía suministrar un medicamento sedante a su paciente de 75 años, le inyectó por error un medicamento paralizante que le causó la muerte. La enfermera reportó el incidente inmediatamente. Hace unos días, ha sido acusada de homicidio negligente y se enfrenta a una condena de hasta 8 años de cárcel.

Lo sorprendente de este caso, además de la investigación criminal que se está llevando a cabo, es la gran repercusión que está generando en las redes sociales, donde ya hay multitud de vídeos, algunos con cientos de miles de reproducciones, creados por enfermeras y personal sanitario para analizar las posibles causas del suceso y denunciando las implicaciones que tendrá para la seguridad de los pacientes el hecho de que se pueda juzgar criminalmente un error humano.

Aquí te dejamos algunos de los vídeos que hemos encontrado en TikTok:

@drjoe_md Nurse RaDonda Vaught guilty. #radondavaught #nursesoftiktok #medicalmalpractice #doctor ♬ original sound – Dr. Joe 👨‍⚕️
@sammyyyh The ANA even came out disagreeing with this case #nurse #istandwithradonda #radondavaught #vanderbilt ♬ original sound – SH
@im.nurse.liz Hope it was worth it Tennessee #BridgertonScandal #OscarsAtHome #HaloSilverTeam #radondavaughtdeservesbetter #radondavaught #nursetok #justculture #npschool @TheNurseErica @thesassynurse2021 @_jen_hamilton_ ♬ Seasons of Love – Thomas Sanders

Los errores médicos, como el resto de los errores honestos(*) que se producen en todas las profesiones, seguirán ocurriendo independientemente del veredicto del jurado. Y, además, sabemos que estos errores no suelen ser más que la parte visible de un iceberg donde se esconden todas las vulnerabilidades de los sistemas de trabajo. Un chivo expiatorio al que es muy fácil recurrir cuando se quiere eludir responsabilidades.

Sin embargo, juzgar y condenar a alguien por este tipo de acciones no intencionadas afectará a la cultura de la organización, a la cultura de seguridad y sobre todo a la confianza e implicación de los profesionales con la seguridad. De hecho, ya han surgido voces de alerta advirtiendo que esta situación llevará al ocultamiento de información por parte de los profesionales. ¿Quién va a notificar un error si puede llegar enfrentarse a una condena de cárcel? Sea cual sea el veredicto del jurado, la seguridad ya ha salido perdiendo.

(*) Error honesto: algo en lo que cualquiera puede equivocarse

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Objetivos claros para grandes resultados

Camino al andar

En nuestra mochila hay errores pero no fracasos. Lecciones aprendidas y rutas exploradas. Siempre llevamos ilusión en nuestra cantimplora. Somos un grupo que suma convicciones, saberes y experiencias.

Contacto

Contacta con nosotros

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Atención al cliente

Déjanos tus datos y un asesor contactará contigo para resolver tu consulta.